NUESTROS ORÍGENES




La Ibense

ORÍGENES

La Ibense Bornay es una empresa familiar dedicada a la elaboración de productos de heladería y pastelería, que hereda la tradición desde 1892.

El primer helado creado fue el Napolitano, cremoso mantecado helado hecho con yema de huevo, cascara de limón hervida, ramas de vainilla, azúcar y leche.

La familia decide emigrar a Cádiz, donde uno de los hijos, Carlos, monta un pequeño obrador - heladería donde produce helados y sorbetes que luego vende en un carrito por las playas de la costa gaditana.

La producción crece de generación en generación llegando a exportar siendo Carlos Bornay el pionero en exportar a países tan diversos como EEUU, Suiza, Gran Bretaña, Portugal, Arabia Saudí

La calidad e innovación de productos como la fruta rellena de helado, que ideó Carlos Bornay y que hoy en día sigue fabricando La Ibense Bornay, fueron reconocidos por varios premios internacionales.

Nuestra filosofía está basada en perpetuar el modo de producción artesanal, optimizándolo con la aplicación de las últimas tecnologÌas en los procesos productivos. El resultado es un producto de máxima calidad, al estilo tradicional, a la vez que innovador y competitivo, atendiendo a las continuas exigencias del mercado.

Actualmente Sainberg La Ibense S.L sigue cosechando éxitos con productos elaborados artesanalmente, cuyo principal objetivo es el relanzamiento de la Compañía de la mano del know-how de la familia Bornay

La Ibense

ACTUALIDAD

La Ibense Bornay dispone de una parcela de 21.000 m2 y 8.500 m2 de planta cuya capacidad de producción es de 30 millones de litros de helado al año y 1 millón de unidades de pastelería.

Estas instalaciones están condicionadas por un sistema de control de seguridad alimentaria y tecnológica de frío de última generación, certificados por ISO, IFS, Halal y registro FDA.

En nuestro obrador probamos productos de nuevo desarrollo, formulaciones, procesos y envases y realizamos búsquedas de las mejores materias primas para poder lanzar al mercado productos que cumplan con la demanda de todos los consumidores.

Si a esto le sumamos el trabajo del equipo que compone La Ibense conseguimos en todos nuestros productos la máxima calidad.



Nos gusta ofrecer nuestra fabrica al público como una gran cocina, que encuentren en nosotros un ambiente familiar y cercano, no somos solo líneas de producción de cara a nuestro cliente.

Nos aseguramos de la calidad del producto desde su inicio, seleccionando las mejores materias primas, consiguiendo con esto ofrecer a nuestros consumidores unos productos saludables.

Los helados de La Ibense son perfectos para ser incluidos en la alimentación diaria de personas de todas las edades, esto es posible gracias a los grandes controles sanitarios.

Los clientes son la gran apuesta de valor, el respaldo real de la empresa y la mejor garantía de continuidad.

Nuestro mejor valor a futuro es la constante innovación.

Nuestras nuevas instalaciones han sido pieza clave de adaptación y la permanencia en nuestros canales de venta.

Nuestra filosofía está basada en perpetuar el modo de producción artesanal

La única manera de sentirse satisfecho es hacer un gran trabajo y eso solo es posible amando lo que se hace.




Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR